China: el gran vertedero

Leía en el estupendo libro Colapso que China se estaba convirtiendo en un vertedero de basura electrónica, pero no llegué a imaginar que el gigante asiático se estuviera tragando el 70% de la basura de este tipo generada a nivel mundial.
El párrafo que cierra la información no tiene desperdicio:
EEUU, los países europeos o Japón tienen capacidad para tratar sus desechos pero debido a su legislación y al alto coste que implica prefieren enviarlos al tercer mundo , señaló Wu. Y los importadores chinos, dijo, no sólo no pagan sino que reciben dinero por esos materiales, que suelen pasar al mercado de segunda mano sin haber recibido el tratamiento despojarlos de su toxicidad.

Es decir, los países desarrollados están dispuestos a pagar por la eliminación, pero es mucho más barato pagárselo a los chinos que eliminarlos en el lugar de producción. Evidentemente esto es posible porque los chinos no los eliminan, sino que los revenden (lo que se puede vender) y el resto lo acumulan, con lo que están generando un importante problema para su futuro. Vamos, que lo que realmente estamos haciendo en el mundo rico es pagar para que las generaciones futuras de chinos sufran las consecuencias que no queremos para nuestros hijos y que podríamos evitar si quisiéramos pagarlo.
Cada día estoy más convencido que los problemas de desarrollo y medioambiente son la misma cosa. ¿No les parece?

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista